14 de febrer de 2014

Vaivén de corazones

Carreteras. Vías de tren. Edificios. Camas. Ropa. Sábanas. Una línea en el tiempo que solamente tiene una dirección pero un espacio limitado que se repite día tras día, semana tras semana.
Niños. Conocimiento. Futuro. Libros. Gatos. Corazones. Un vaivén que odio, amo, necesito y detesto, que me falta y me sobra.
Lucha. Lluvia. Tormenta. Calma. Paz. A veces estás tan lejos que quedas nublado en mi mente. A veces estás tan cerca que te unes a mi cuerpo. A veces no te encuentro estando a mi lado o no te busco cuando no estás.
Fuego. Sofá. Hogar. Un santuario con mantas bajo las estrellas dónde no importa nada más que ese mismo instante.
Luciérnagas y hadas en la magia más pura de esos instantes que erizan la piel. Cada última noche a tu lado, llena de esperanzas e ilusiones. Ojitos brillantes de pequeños pero grandes proyectos.
Brindo por esta noche, igual de irrepetible y especial que todas. Por todas las nubes que después dejan entrever los rayos de sol y forman los más preciosos momentos del día. Por cada palabra que no nos atrevemos a decir. Por todos los besos que te niego. Por todos los segundos en los que te echo de menos. Por ti. Por mi. Por este vaivén de corazones.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada